El 47% de los argentinos prefiere un formato mixto a la hora de trabajar

Ene 27, 2021

Es el porcentaje que arroja un nuevo informe de Randstad, donde asegura que casi la mitad de los trabajadores argentinos prefieren un mix entre el trabajo presencial y el home office. Los motivos.

Estos datos surgen de la última edición del Workmonitor, un estudio de Randstad que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 34 países de los cuales está presente la Argentina.

Así, el estudio arrojó que, en caso de poder elegir, el 47% de los trabajadores argentinos optaría por un esquema híbrido de home office y trabajo en la oficina como formato ideal y permanente una vez que pasen los efectos de la pandemia. En los extremos, un 19% asegura que preferiría seguir trabajando siempre desde su hogar, mientras que apenas un 6% sostiene que quisiera trabajar siempre desde la oficina cuando se levanten todas las restricciones por la pandemia.

1.png

Al comparar los resultados locales con los de la muestra global surge que si bien la inclinación al formato mixto es optado por la mayoría, la preferencia por esta opción es mucho más marcada entre los trabajadores argentinos, con 12 puntos por encima de la media global. Asimismo, se destaca la brecha de 8 puntos menos entre los que prefieren trabajar siempre en la oficina en Argentina, versus el 14% que elige esa opción a nivel global.

Sobre estos resultados, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo: “En momentos en que Argentina acaba de reglamentar parcialmente una ley de teletrabajo que está más orientada a la regulación que al impulso de esta modalidad laboral de gran potencial, los resultados de este estudio dan cuenta de la diversidad de preferencias en relación a los formatos de articulación del trabajo que surge por efecto de una mayor deslocalización del trabajo que la experiencia de la pandemia nos deja”. 

Los motivos

Antes de la pandemia, la mayoría de trabajadores manejaba las exigencias del trabajo y la vida de forma predecible. Con la llegada del coronavirus esto se vio sumamente afectado, modificando rutinas laborales y personales, sumado al estrés que paso de los desplazamientos diarios a las responsabilidades ampliadas en la familias y la intrusion desmedida del trabajo en nuestro hogar.

¿Estamos preparados?

En este sentido, el 80% de los encuestados en Argentina siente que tiene el equipamiento y la tecnología para afrontar la digitalización en su trabajo, a la vez que el 38% de los participantes de la muestra reconoce que le ha costado mucho aprender las nuevas habilidades demandadas por su trabajo para adaptarse a las exigencias de la pandemia.

Frente a un contexto en el que todo indica que a mediano plazo la actividad económica y el empleo seguirán impactados por la evolución de la pandemia, el Randstad Workmonitor da cuenta sobre las principales dudas, temores y expectativas de los trabajadores tienen en relación a las iniciativas y acciones de sus empleadores una vez que la pandemia quede atrás. Así, el 65% de los trabajadores argentinos quisiera una protección salarial en su trabajo luego de la pandemia, cifra que supera en 7 puntos porcentuales la marca registrada a nivel global, que se ubica en el 58%.

Al ser consultados por otros atributos, valores o iniciativas que esperan de sus trabajos pasada la crisis sanitaria, en segundo lugar el 58% de los trabajadores argentinos mencionó a las políticas de salud y protocolos de seguridad organizacionales. En tercer lugar, destacaron el entrenamiento y formación y el seguro de salud, ambas con un 46%.

2.png

“Las medidas de emergencia implementadas durante 2020 por el Estado y las empresas han buscado sostener el empleo de la mayor cantidad de personas posible, morigerando el impacto de la recesión económica derivada de la abrupta caída de la actividad. Con esto en mente, y de cara a la reconstrucción que tenemos por delante, las expectativas y dudas que expresan los trabajadores serán la materia prima con la que las organizaciones deberán trabajar para fortalecer su cultura y recuperar la moral de su fuerza laboral cuando la pandemia quede definitivamente atrás”, concluyó Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

Share This