¿Quo Vadis dirección de Recursos Humanos?

Ene 23, 2020

No pasó mucho tiempo desde que el sector de Recursos Humanos se dedicaba a la tarea de liquidación de sueldos y jornales, pasando mas adelante  a la administración de recursos humanos, hasta llegar a la dirección del Capital Humano en la actualidad. En el pasado alcanzaba con negociar eficientemente con los sindicatos, liquidar sueldos, seleccionar y entrenar al nuevo personal.

Pero en la actualidad, la irrupción de las nuevas tecnologías, los nuevos estilos de trabajo, la velocidad del cambio de las condiciones internas y externas y los nuevos modelos de negocio, exigen mucho más a la dirección de Capital Humano, en tiempos de la 4ta revolución industrial.

Ya el tipo de tareas que realizaba RRHH está cambiando, está quedando obsoleto en algunos aspectos. Capital Humano será quien amalgame el presente de las organizaciones con el futuro al que aspiran.. Entonces cabe preguntarnos ¿Que es necesario hacer para adaptarse al cambio? 

Gestión de talentos vs administración de personal

Al igual que en otros rubros, en la cuarta revolución industrial que estamos transitando, los trabajos repetitivos, de clasificación, operativos y de cálculo serán realizados por software y robots. Sin lugar a dudas muchos profesionales de RRHH serán reemplazados por software. Otros serán reemplazados por Inteligencia Artificial, y algunos por tareas que realizarán los propios empleados. Seguramente muchos puestos básicos de RRHH desaparecerán en un plazo no muy largo.

El pensamiento y planeamiento estratégico serán las nuevas competencias centrales de la dirección de RRHH. Ser socio en los objetivos del negocio ya no es opcional.  Los profesionales de RRHH deben comprender también las implicancias de sus decisiones en la operación y estrategia del negocio, deberán ser profesionales del negocio de recursos humanos.

El profesional de RRHH será un hombre de negocios, formado en sociología, relaciones públicas, estrategia, psicología, dinámica de grupos y liderazgo. Al igual que el resto de la empresa, RRHH deberá entender el error y el fracaso como una herramienta imprescindible de aprendizaje, aprendiendo a diferenciar lo que funciona de lo que no funciona. El error deberá ser rápido, económico y dejar siempre un aprendizaje.

Un mindset ágil para un nuevo paradigma de RRHH

Las metodologías agiles llegan como una herramienta necesaria para poder gestionar los proyectos en tiempos de cambios permanentes. Se trata de una forma de trabajo donde se borran las divisiones por área y se trabaja en forma colaborativa. Scrum por ejemplo, nos permite aceptar que el cliente interno no conoce al momento de hacer su requerimiento la totalidad de sus necesidades y admite, además, que durante el proceso mismo pueden surgir cambios que modifiquen las definiciones. Tradicionalmente los sistemas de gestión de proyectos en cascada exigen mucho tiempo de definiciones y formular un plan de trabajo debidamente documentado y aceptado por las partes, que el fin de un largo proceso llevaba al resultado esperado. ¿Qué pasa si las condiciones cambian mientras se gestiona el proyecto? ¿Qué pasa si debo ser ágil e ir entregando resultados durante el proceso mismo? RRHH debe formarse y entrenarse en el uso de metodologías ágiles como KANBAN, Lean, Design Thinking o Scrum para poder acompañar y muchas veces liderar los cambios que la dinámica de la organización exigen.

Atraer, retener, gestionar, entrenar, reentrenar, cuidar, motivar, acompañar y proteger el clima laboral… son algunas de las tareas que se espera de RRHH. Sin lugar a dudas un mundo incrementalmente más complejo y desafiante. Un mindset digital es una manera de comprender el mundo de manera más ágil, colaborativa y conectada.

El futuro ya comenzó

Si el futuro será divergente o convergente, está por verse. Pero probablemente poco importe porque seguramente sea pendular. Lo que sí es seguro es que Capital Humano deberá sumergirse por completo en el negocio, ser componente estratégico y volverse mucho más ágil.

Muchas tareas serán reemplazadas, automatizadas o delegadas pero la función impostergable y urgente que implica pensar el negocio estratégicamente con foco en las personas que y sus aptitudes y actitudes necesaria s para llevarlas a cabo, será indelegable.

Bienvenida la estrategia, bienvenida la tecnología, bienvenido el planeamiento y las metodologías ágiles a los RRHH de la 4ta revolución industrial.

Share This